jueves, 24 de abril de 2014

Al poema...

Olvidos dispersos en el estigio de una larga noche
convertidos en esclavos de una piel turbada.
Conjuro a las puertas de la verdad;
al poema, con los ojos cerrados.
Que si hay alfileres en el alma,
las sábanas siempre cubren el dolor
de brazos que acogen el vacío,
de huellas inertes en la soledad.
Fuego en el lecho, gemidos en el silencio;
al poema, con las manos abiertas.
Que reciban flores, aunque estén marchitas,
que el aroma, vive con ellas.
Memorias guardadas en el sobre del tiempo,
cartera repleta de adioses y miedos.
Al poema, con el alma entregada,
carpeta abierta de sentimientos
porque la vida es poesía en retazos
si la salpicas con una pizca de ingenio.

10 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Mientras nos queden versos donde sepultar el dolor, la tristeza y los vacíos, la poesía cubrirá los poemas de gemidos y latidos que escondan o destapen lo más oscuro de un alma a la deriva...
Y que ese barco no deje de navegar, alejado del anclaje del prosaismo.

Besos, preciosa.

María Socorro Luis dijo...


El olvido, el vacío, la soledad, el dolor... todo al poema.

Y también lo sublime.

Besosmil, Arantza.

Cayetano Gea dijo...

Toda la soledad, toda la amargura, toda la tristeza... por grandes que sean caben dentro de un poema, aunque tenga un único verso.
Un saludo.

De barro y luz dijo...

Hay poemas tan profundos que se resisten a ser escritos con palabras y siguen, latentes, reescribiéndose en el recuerdo.


Bss

TORO SALVAJE dijo...

El poco ingenio que tenía se me está muriendo.

Besos.

elisa lichazul dijo...

en los versos renacemos o morimos o sobrevivimos al tiempo

bello e intenso poema
besitos

elisa lichazul dijo...

gracias por tu huellas
ten una jornada preciosa
besitos

Maripaz dijo...

Que bien has expresado en estos versos las inseguridades, los temores y la soledad del ser humano.
¡Precioso!

virgi dijo...

A algo así me refería en el comentario que te puse en el otro blog. Hay que darle la vuelta a la tristeza, para encontrarle la sonrisa.
Pues besos y besos.

Amapola Azzul. dijo...

La salpica de poesía, creo. Un beso.