lunes, 1 de septiembre de 2014

Quién marca el camino sin sombra?

Leí tus manos y perdí mi futuro
Subí al tren de la esperanza y partió sin rumbo
Bordeo el precipicio de una sonrisa 
A sabiendas que pierdo el equilibrio y caigo al vacío
No hay peor enfermedad que el amor no correspondido 
No hay mayor fiereza que la mirada de una amante desilusionada
Esquivo las flechas de un cupido equivocado
Espero el retorno de un cielo estrellado
Pero llueve. pobre alma desolada
Al otro lado, el resplandor
Tras los barrotes de mi soledad 
Descubro que llega la luz 
Más allá de mi oscuridad
Al otro lado, la vida
Escapo de la sombra que me cobija
Destruyo las rejas que secuestran mi energía
Y salto al vacío sin alas
Al otro lado, el infinito
Estrecho puente que me lleva hasta tus brazos
Paraíso que me acoge sin pecado 

10 comentarios:

De barro y luz dijo...

Al final del túnel...la luz; al otro lado del puente: el amor.


Bss

Cayetano Gea dijo...

Mejor el paraíso en esta vida que no en la otra.
Un saludo.

LA ZARZAMORA dijo...

Mucho me temo que ese camino nos lo marcamos nosotros mismos...
Y que es mejor un puente que esos vuelos intermitentes hacia la nada que nos marchitan las alas.

Besos, linda dama.

María Socorro Luis dijo...


Nada importa si al otro lado está el resplandor, la vida y los brazos del amor.

un gusto saludate y dejarte un abrazo

Antonio Torres Márquez dijo...

Para mi, que camino sin sombra... no existe.

Saludos.

Darilea dijo...

El camino a la luz, está en la vida. Vive y escribe.
Besitos :)

Mucha de la Torre dijo...

La sombra que guardamos y no damos a conocer a nadie
la sombra que escondemos y todos tenemos
bello chica tu texto

TORO SALVAJE dijo...

Es para saltar y no volver.

Besos.

Maripaz dijo...

Es de vital importancia atravesar ese puente donde espera el amor sin reservas.
Bello poema.
Un abrazo.

Julián Nailes dijo...

Buena reflexión de fondo. Pero siempre prefiero pensar que hay luz al final. Si no, es que todavía no es el final :)