sábado, 19 de diciembre de 2015

Esta soy yo; la que sonríe.

La niña triste, la mujer desesperada, la dama del puente.... siempre mirando a la luna, soñando imposibles, luchando contra los molinos. Deshojando amapolas en el campo de los sueños, caminando con firmeza por los caminos más rocosos, llorando lágrimas amargas por los que están sufriendo, vendiendo su alma en el mercado de los deseos, viajando por las nubes con la maleta de la esperanza, recaudando ternura para entregar a su gente.

3 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Y a pesar de todo, la que sonríe, porque hay que seguir en el camino.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Entonces, no desfallezcas jamás.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Y sí, esa eres tú.
Doy fe.

Un beso y un abrazo enormes, dulce Dama.