domingo, 20 de noviembre de 2016

SONRISA

Son los sueños olvidados
Ocasos sin amaneceres
Nudos en la soga de la vida
Ruinas en el corazón de los ilusos.
Imagina un cielo cuajado de estrellas
Sonríe, la vida es una caja de bombones
Aunque a veces, nos embriague su sabor





10 comentarios:

De barro y luz dijo...

Si se olvidan sueños por el amanecer de nuevos sueños la sonrisa puede ser eterna.


Bss

Cayetano Gea dijo...

El optimismo que no falte, aunque de vez en cuando nos encontremos con bombones rancios.
Un abrazo, Arantza.

María Socorro Luis dijo...


...además , según los científicos, el disgusto, la pena, el cabreo, nos pone feísimas...

Así, que, Arantza, sonríamos siempre.

Encantada de verte de nuevo. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Los bombones se agrietaron.
La caja amarilleó.

Nada que hacer.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

Bella amiga
un placer leerte

Maripaz dijo...

Bellos tus poemas, querida, Arantza, y sabrosos y dulces, como esa caja de bombones.
Besos

virgi dijo...

Y además, hay bombones para todos los gustos. Escojamos, pues.
Besos y abrazos, me encantó cuando te vi en mi blog.

RECOMENZAR dijo...

hermoso
claro
grande
corto
bueno
mil abrazos muchacha

Ana Mª Ferrin dijo...

Según Borges, los sueños reflejan tesoros que nos esperan ocultos en la sombra.
Quizá el próximo año salgan a la luz. Saludos

LA ZARZAMORA dijo...

No soy muy de bombones, pero un dulce no le amarga a nadie cuando llega envuelto en tu sonrisa.
:)

Besos, dulce dama.