domingo, 1 de enero de 2017

Tejedora de sueños


Cadena de esperanza ante mis ojos,
atrapando la mirada como un imán,
el mismo que acelera mi vida
cuando compruebo que tú no estás.
Esos hilos invisibles que zurcen la realidad,
que remiendan los desgarros de un alma en soledad,
son cordones que anudan, el amor y la amistad,
no importa que estén torcidos,
ni siquiera, que no sean verdad.
Solo sé, que te quiero,
aunque en sueños, qué más da,
que cada noche, a oscuras,
simulando un bastidor,,
bordo tu piel con caricias,
con calma, con dulzor,
no hay pesadilla en la sombra,
no hay negrura ni temor,
pero si, cariño mío, un irrefrenable amor.

6 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Porque... qué sería de nosotros sin los sueños.
Como dice Cervantes, "el sueño es el alivio de las penas para los que las sufren despiertos."
Un abrazo, Arantza, y feliz año.

virgi dijo...

Querida Arantza, paso para desearte un dulce 2017, que se cumplan tus deseos más queridos, besitos besitos.

LA ZARZAMORA dijo...

Feliz 2017, Delicia de mujer.

Que no nos maten los sueños, esos no, que ni nos los rocen...

Un besito, Arantza.

María Socorro Luis dijo...


Que el nuevo año siga ispirándote tan bellos poemas como este.

Mucho amor, muchos sueños y muchos versos.

Y besos, en la cercanía, Arantza.

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego que parece irrefrenable.
Espero que algún día esté.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

ese amor loco que sientes
con el que sueñas
que te da vida
y quita balance
cuando estás lejos del alma del que te piensa besitosssssssssssssssssssss