viernes, 21 de diciembre de 2018

Un grito sin voz


Ante una hoja en blanco marcaré mis sueños,
el mismo entusiasmo, los mismos deseos.
Se pasan las horas, enciendo la llama,
escribiendo a solas desnudo mi alma.
Con un lapicero en la mano
mi vida no es en vano.
Olvido la pena, controlo el dolor,
mi mente traiciona el frágil valor.
Un folio quemado en fuego de rencor,
un beso olvidado, un grito sin voz.

7 comentarios:

Sandra Figueroa dijo...

Hermoso y sentido poema que grita en letras....Saludos.. Felices Fiestas

Ivan Lukman dijo...

Que las palabras nunca se quemen!

TORO SALVAJE dijo...

Somos esclavos de nuestras mentes.
Olvido para todo lo malo y mucha ilusión.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Quememos lo malo, para que el año en ciernes nos abrace lo bueno, y a seguir escribiendo.

Un beso, mi Bella dama.

De barro y luz dijo...

El verso redentor sobre un papel o una mirada en blanco... es eterno.

Bss

Cayetano Gea dijo...

Pasaron las fiestas. Que en tus sueños haya espacio para la felicidad y la salud.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


..."escribiendo a solas
desnudo mi alma"...

Quela poesía siga brillando en tu vida

Feliz 2019, Arantza